Posada La Cotera

Ciertamente el tiempo parece haberse detenido en este lugar. En Tudanca hay todavía casas rústicas, a la vera de un camino que asciende desde el rio, rincones con socarrenas típicas, muros de humildes huertos, portaladas rústicas, balcones donde cuelgan panojas, ventanas que otean lo próximo y lo lejano…Unamuno en su estancia en Tudanca en 1923, invitado por el señor de la Casona, dejó constancia en sus escritos; de la mas ascentral de sus tradiciones “ la repartición y siega del Prau Conceju”

Los estudiosos de la etnografía montañesa encontrarán en este paraje y en el importante archivo histórico, que se conserva en la Casona (con acceso para investigadores) su principal punto de partida.

faldon_promotres